Doctrina social de la Iglesia

 

Es un conjunto de normas y principios referentes a la realidad social, política y económica de la humanidad basado en el Evangelio y en el Magisterio de la Iglesia Católica.

Principios en el corazón de la enseñanza de la Iglesia son:

        ·    La medida de cada política está en cómo protege la vida humana, promueve la dignidad y respeta los derechos humanos. Este principio es el fundamento de la enseñanza de la Iglesia sobre la guerra, la paz y la vida social.

        · La opción preferencial por los pobres. En la doctrina social católica los pobres y vulnerables tienen el primer lugar en nuestras conciencias y políticas.

        ·  La solidaridad. Este es un principio esencial para edificar un mundo nuevo. Es una expresión moral de interdependencia, un recuerdo de que somos una sola familia sin importar nuestras diferencias de raza, nacionalidad o posición económica. Las personas de tierras lejanas no son enemigas ni intrusas, los pobres no son una carga, son hermanas y hermanos, dotados de vida y dignidad, a quienes estamos llamados a proteger.

Tienen algunos principios del trabajo como son:

  •     El trabajo es parte integrante de la condición humana, y todos tienen el deber y el derecho de trabajar, según la propia capacidad y condición.

 ·       Los frutos del trabajo son ocasión de intercambio, para beneficio de toda la sociedad.

 ·            El trabajo tiene prioridad sobre el capital (esencialmente, trabajo acumulado), a la vez que una necesaria complementariedad.

 ·        La relación entre trabajo y capital reclama la participación de los trabajadores en la propiedad, en su gestión y en sus frutos.

  ·           Derechos del trabajador: A la justa remuneración y a la distribución de la renta, derecho a la huelga.

© 2009 Todos los derechos reservados.

Crea una página web gratisWebnode